¿Chocolate negro con un toque dorado? Este podría ser el sueño de mucha gente, una mezcla equilibrada entre nuestro exqusito chocolate negro (64%) con un toque amargo y la sutileza y glamour del baño dorado que combina a la perfección dentro del baile de figuras geometricas que te proponemos hoy.

Un postre o pastel cualquiera puede cambiar radicalemente con el complemento adecuado. Nuestra propuesta va por esa línea, busca encontrar la originalidad de la decoración, con la distinción que le da el color dorado. Sugerente, único, exclusivo… Estos son algunos de los adjetivos que se nos ocurren para describir a esta familia que promete dar que hablar.

Las puedes encontrar en envases, que van desde los 640 gramos del triángulo, al kilo trescientos del rectángulo. Son además, libres de colorantes, sin E171, no contienen gluten y están hechos con lecitina libre de OGM (Organismos Modificados Genéticamente).

Nuestra familia de chocolate negro, con toque dorado, ofrece las mismas posibilidades que el resto de nuestra línea de formas geometricas y se convierte en un buen aliado, a la hora de jugar con infinitas combinaciones entre formas y acabados.

Hoy en el equipo, alguien ha intentado pagar el café de esta mañana, con un tríangulo dorado. El propietario del Bar se lo ha quedado mirando y no lo ha admitido, al final nuestro compañero ha tenido que sacar 1.2 € del bolsillo para poder salir del local. El propietario del Bar se debe estar tirando de los pelos, después de leer este post.

Te dejamos un enlace con nuestro famoso triángulo dorado aquí. Se trata del mismo con el que intentamos pagar en el Bar. Estamos convencidos de que no te arrepentirás de probarlo.  

Equipo Hillbo.