Tarta sin hornear

¡La temporada de Halloween está a la vuelta de la esquina y es hora de preparar deliciosos postres que te sumerjan en el espíritu de esta festividad! En nuestro blog, te presentamos una receta de «Tarta fría de Crema de Menta», un postre sin hornear que no solo es fácil de hacer, sino que también es perfecto para decorar con motivos espeluznantes de Halloween. Sigue leyendo:

Ingredientes:

  • 1 paquete de galletas tipo oreo (unas 24 galletas)
  • 1/4 taza (60 g) de mantequilla derretida
  • 1 paquete (8 oz o 226 g) de queso crema, a temperatura ambiente
  • 1/2 taza (60 g) de azúcar glas
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1/2 taza (120 ml) de crema de menta (como la crema de After Eight)
  • 2 tazas (480 ml) de crema batida (nata para montar)
  • Mini decoraciones de chocolate en forma de fantasmas, calaveras u otros motivos de Halloween

1.

Tritura las galletas tipo oreo en un procesador de alimentos hasta que se conviertan en migajas finas. Puedes hacerlo metiendo las galletas en una bolsa de plástico resistente y aplastándolas con un rodillo de cocina si no tienes un procesador de alimentos.

2.

En un tazón grande, mezcla las migajas de galleta triturada con la mantequilla derretida hasta que obtengas una mezcla homogénea.

3.

Forra el fondo de un molde rectangular o cuadrado con papel pergamino o papel de aluminio, dejando un poco de sobresaliente para que puedas levantar el postre más tarde.

4.

Presiona la mezcla de galletas con mantequilla en el fondo del molde para crear la capa de la base. Refrigera mientras preparas el relleno.

5.

En otro tazón grande, bate el queso crema, el azúcar glas y el extracto de vainilla hasta que la mezcla esté suave.

6.

Añade la crema de menta y mezcla hasta que esté bien incorporada.

7.

En un tazón aparte, bate la crema batida hasta que forme picos suaves. Luego, incorpora suavemente la crema batida a la mezcla de queso crema y crema de menta.

8.

Vierte esta mezcla sobre la capa de galleta en el molde y alisa la superficie con una espátula.

9.

Refrigera durante al menos 4 horas o hasta que esté firme.

10.

Una vez que esté bien frío y firme, usa los mini chocolates en forma de fantasmas, calaveras u otros motivos de Halloween para decorar la parte superior del postre. Puedes crear caras de fantasmas o cualquier diseño espeluznante que desees.

11.

Levanta el postre del molde usando el papel pergamino o de aluminio como asas, y luego córtalo en cuadrados o rectángulos para servir.

130 queries in 0,586 seconds.